Sensibilidad ISO

En las cámaras digitales, la sensibilidad ISO es un indicador para mostrar el nivel de amplificación en la cámara de la luz que proviene de la lente.
La cantidad de luz que entra a la cámara se determina mediante la apertura y la velocidad de obturación. A partir de esta cantidad, la luz se amplifica para crear una imagen bien expuesta. La sensibilidad ISO representa el nivel de esta amplificación de manera numérica. Por ejemplo, ISO200 es el doble de sensible que ISO100. Esto significa que la configuración ISO200 te permite realizar capturas con el mismo brillo que ISO100, aún cuando la cantidad de luz es la mitad.
De hecho, en la mayoría de los modos, la cámara determina automáticamente la sensibilidad ISO según las condiciones de captura. Sin embargo, en los modos P/A/S/M, también puedes configurarla manualmente según tus necesidades.
A medida que la sensibilidad es mayor, puedes utilizar velocidades de obturación mayores incluso en situaciones de poca luz para reducir la borrosidad causada por el movimiento de la cámara en baja luminosidad o en sujetos en movimiento en capturas de deportes. Sin embargo, debido a que la luz se amplifica eléctricamente, capturar con una sensibilidad ISO alta suele resultar en mayor ruido (grano) o pérdida de nitidez en la fotografía.

[1] ISO: 3200[2] ISO: 800

Las fotografías de vistas nocturnas anteriores se capturaron con la cámara en mano, con ISO3200 para la fotografía [1] e ISO800 para la [2].
Al configurar una alta sensibilidad, se evitan imágenes borrosas, pero el edificio se vuelve granuloso en la fotografía a la izquierda.