Exposición y compensación de exposición

La exposición es la cantidad de luz que llega a la cámara cuando se realiza una fotografía. La cantidad de luz se determina mediante la apertura y la velocidad de obturación. Al combinarlas con la sensibilidad ISO, se determina la luminosidad de la fotografía.

En los modos de disparo automático y los modos P/A/S, se activa la función de exposición automática. La cámara determinará la exposición óptima y seleccionará la apertura, velocidad de obturación y sensibilidad ISO en consecuencia. Al utilizar esta función, podrás realizar fotografías la luminosidad adecuada, que la cámara determinará automáticamente.

Sin embargo, en función de las situaciones, es posible que la luminosidad que la cámara seleccione no proporcione los resultados que esperas. En las fotografías a continuación, realizadas con exposición automática, la exposición se basa en la luminosidad intermedia entre la nube clara y el edificio oscuro. Sin embargo, si quieres enfatizar la nube más alta, utiliza una imagen como la más oscura. Por otro lado, si quieres que el edificio se represente con más nitidez, utiliza la imagen más clara.

Compensación de exposición: +0,7 Compensación de exposición: 0 Compensación de exposición: -0,7

En estos casos, se recomienda utilizar la compensación de exposición.
La compensación de exposición es un ajuste de la exposición que la cámara considera adecuado para acercarse más a la luminosidad que deseas. Como en el ejemplo anterior, la luminosidad adecuada de una fotografía varía en función de la escena y de las preferencias personales. Si quieres que sea más clara, ajústala hacia los números positivos. Si quieres que sea más oscura, ajústala hacia los negativos.
Con una cámara digital, podrás comprobar el resultado en el momento. Utiliza varias compensaciones de exposición para obtener la luminosidad deseada.